El Festival MÍMAME en estas nueve versiones ha buscado tener la presencia de las distintas vertientes, estilos o manifestaciones de la pantomima a través de los artistas invitados. Cada estilo busca comunicar y relacionarse con el público de una manera especial dándole riqueza a la programación y al abanico de posibilidades que busca entregar el Festival cada año. Esta versión hace énfasis en ese criterio de mantener la diversidad atendiendo a los distintos públicos que acceden a los espacios de programación.

Esta versión de MÍMAME busca el encuentro del público con artistas en los espacios como teatros, parques, calles, centros comerciales, escuelas, barrios, hospitales para público de todas las edades porque nuestro lema será "Déjate mimar".

Pantomima y danza

En la novena versión del Festival MÍMAME, las fronteras entre el arte de la pantomima y la danza se funden en un solo lenguaje corporal. Uno de los invitados es Ico Lee director de los grupos de danza Butoh "El Dragón del Butoh" y "Ankouku Teatro".

Esta danza es una muestra de la retroalimentación de las diferentes culturas en el mundo. Su fundador el japonés Kazuo Onho, se inspiro para su arte en la fuerza que tenia la bailarina de flamenco, que no era de España, sino de la Argentina.

Así es la nueva pantomima del Japón, influenciada por una suramericana que bailaba como europea, específicamente como española, y esta particular combinación de fuerza y energía de la danza se traslada al otro extremo del mundo y allí se integra a la cultura tradicional japonesa.

Mas allá de la razón y del naturalismo, la danza Butoh recupera el lenguaje corporal específicamente Japonés, que se encontraba muy difuso como resultado de la victoria de los aliados en la segunda guerra mundial y la perdida de las muchas tradiciones por la "americanización" de la cultura.

Más allá de todo realismo y naturalismo la entrega en la escena del danzante de Butoh, nos rememora los rituales y danzas para entrar en trance.

Para Marcel Marceau, la pantomima equivale al flamenco cuando retoma el principio del toro invisible. El flamenco se baila con un toro imaginario y aquí radica la energía y fuerza expresiva de esta danza. Del mismo modo en el arte del mimo tanto los personajes y objetos evocados, representan ese "toro" y así nace esa poética "que nos hace ver lo invisible y escuchar el silencio", tal como define el arte del mimo el propio Marceau. Este tipo de mímica prefiere no tener objetos reales y de alguna manera recoge la idea Grotowskiana "del actor desnudo en la escena desnuda".

En la pantomima de nuestros días, se han incorporado códigos y técnicas, que vienen de la danza, así como de muchas otras disciplinas: las acrobacias, la animación de objetos, los malabares, las artes marciales, etc., pero en el sentido contrario, también la danza se alimenta de la pantomima. Según nos lo ha enseñado Eugenio Barba: La pantomima, específicamente la de la escuela Decroux, es una gramática codificada para el teatro tan precisa, como la de Ballet.

Paradójicamente, intentando descubrir los principios para el manejo de la mascara neutra, en el teatro NO del Japón es como se inventaron los movimientos de ilusión, que hoy componen la pantomima clásica Francesa.

La mascara neutra va a ser reemplazada por el maquillaje blanco, que también cumple el principio de neutralidad. La mascara neutra, paradójicamente contiene todas las mascaras, así como con el maquillaje blanco se pueden expresar los sentimientos mas contradictorios: alegría, tristeza, concentración, alelamiento… y miles mas.

El teatro NO también esta ligado a la danza, como el kabuki, la opera China, la danza Odissy o el kathakali, en la India.

La danza Butoh es practicada en muchos países del mundo actual y para este festival nos acompañaran, Ico Lee de Chile y Peter Mim de Bulgaria, cada uno con una muestra particular de lo que ha asimilado de esta danza teatro o mimo danza.

La danza del venado

Leonardo Yañez, es un enviado de su pueblo, Los Yoreme, para que difunda, defienda y muestre al mundo la concepción y practica de La danza del Venado. Esta danza es muy conocida en las representaciones folclóricas, que de alguna manera la han transformado y le han agregado una escena de cacería, en la que la muerte del animal es representado con gran estilo y dramatismo; sin embargo esta escena, tan vecina de la pantomima occidental, no hace parte de la danza ritual de los Yoreme.

Leonardo Yañez viene para contarnos, mostrarnos, explicarnos e ilustrarnos sobre las diferencias entre las danzas rituales ancestrales y el folclor.

En muchas naciones del mundo el teatro y la danza no están separados, pero en la nación Yoreme, estas artes están unidas a la medicina, la naturaleza, la cosmogonía, es decir, a la vida integralmente.

Cuando pensamos en una situación, de contradicción cultural como esta, nos planteamos cual debe ser el futuro del teatro: Ser cada vez mas especializados, como nos los ha legado el teatro europeo o ser mas holísticos, como lo vemos en las tradiciones del teatro oriental y en las culturas que habitan estas tierras desde mucho antes que los conquistadores occidentales tuvieran la ilusión de haberla descubierto.

Esto nos lleva a pensar en la dirección de la Historia.

Hasta hace muy poco cuando el mundo se concebía bipolar, las dos ideologías dominantes, consideraban que el progreso de la humanidad se debía al adelanto tecnológico, al desarrollo de las fuerzas productivas y a la especialización en la división del trabajo, diferían en lo concerniente al reparto de las riquezas. En el tema que nos ocupa pensamos, que el ser humano esta menos enajenado si tiene una vida mas relacionada con el todo, en armonía con la naturaleza y en el respeto a la diversidad cultural, al contrario el pasado reciente mundo bipolar, en el que se concebía a la humanidad como dos uniformidades opuestas.

Buscando cual debe ser la nueva dirección de la historia, nos queda el cuestionamiento, de si ¿debemos ir del ritual al teatro o del teatro al ritual?

En la visión de la historia que se tenia hasta hace muy poco, las practicas rituales correspondían a un estado oscurantista, enajenado, pre-científico y pre-racional de la humanidad, tanto para la ideología capitalista, como para la socialista, hoy, por el contrario, se piensa que los humanos tenemos mejor calidad de vida si recuperamos la vida ritual, si nos sentimos mas integrados al mundo que nos rodea, si nos comportamos con el, con equidad y respeto. Esto nos coloca en la disyuntiva de si debemos aprender los principios del chamanismo para entrar en contacto directo con los espíritus o debemos aprender los principios del actor en una situación de representación, si hacemos del arte una mercancía o buscamos con el, mas que una transformación ideológica, una vía para el reencuentro con las fuerzas mágicas que gobiernan las sequías y las lluvias, los espíritus de los vivos y de los muertos.

La danza del Kathakali

En el caso del Kathakali la danza esta unida al teatro y en el festival aprenderemos de las técnicas milenarias de un depurado lenguaje de la manos y del aislamiento de cada una de las partes del rostro para representar los diferentes sentimientos de tristeza, alegría, odio, amor… y muchos más.

Jairo Vergara es un director de teatro que tiene un contacto permanente con la cultura de la India y ha vivido durante muchos años en diferentes temporadas en ese fantástico país y nos trae las enseñanzas de sus maestros en el Kathakali, el Yoga y el arte marcial Kalaripayyatu. Este último lo utiliza como parte del entrenamiento cotidiano del actor.

El teatro danza del Kathakali ha acumulado una experiencia extraordinaria durante muchos años y por esto es una fuente indispensable para el desarrollo del teatro universal, pues alli encontramos un elaboración minuciosa de los maquillajes, vestuarios, efectos especiales y para el caso especifico que nos interesa un lenguaje para las manos, el rostro la postura del cuerpo…

Aquí de nuevo nos encontramos con el tema del arte en función de la representación de temas sagrados, donde "el actor no actúa propiamente sino que permite que su cuerpo entrenado en la consagración de todos los días, sirva para la expresión directa de la divinidad sobre la escena", de este modo en una representación de Kathakali no nos encontramos frente a un espectáculo artístico sino frente a un acto ritual, que conmemora las circunstancias en que los dioses hicieron el mundo.

Una danza de Kathakali puede durar 8 horas mientras se muestran todas las peripecias de un pasaje del Mahabarata o de los libros sagrados de los Vedas.

El tema que nos interesa es profundizar sobre los aspectos de la ritualidad y el de la representación. Enrique Buenaventura nos contaba a este respecto la situación en la que se encontraba San Martín: en una de las fiestas religiosas se hacían representaciones teatrales, en las cuales se celebraba una misa, la misa del teatro era igual a la real, entonces ¿cómo diferenciar el momento ritual del momento de la teatralidad? En la misa del teatro el momento de la elevación, la hostia no se levantaba a la altura correcta para no cometer sacrilegio. Esta sutileza cambiaba el sentido ritual del momento del teatro, así como en toda la historia es muy difícil encontrar el arte en estado puro separado de lo religioso, de la medicina, de la interrelación metafísica con las fuerzas de la naturaleza.

En la lectura de la historia del arte, hasta hace apenas unos días, dominaba la concepción de que el sentido era avanzar hacia un arte más puro, menos contaminado de las ideas mágicas y religiosas, por ser consideradas oscurantistas, cosa muy entendible en el nacimiento de la burguesía y por tanto también del proletariado Europeo; sinembargo, para nuestros días "regresar" a la vida ritual es una apertura mental para conocer las formas de entender el mundo de las otras culturas y por tanto reconocer la propia en el mutuo respeto del derecho de ser diversos y del alguna manera encontrarnos de nuevo con el extraordinario mundo de lo simbólico.

Las palabras "regresar al ritual" solo tienen sentido para culturas que lo han perdido, pero no para las que lo mantienen o siempre han vivido con el, como es el caso de las culturas ancestrales, que no pertenecen al pasado, sino que hoy viven y conviven entre nosotros y son calentados por los mismos rayos del sol que ilumina a todos los seres sobre la tierra cada día.

El noveno festival de mimo y clown ofrece una oportunidad y un espacio para reflexionar sobre las relaciones entre la pantomima, la danza, el teatro, el ritual.

La pantomima y el clown

Peter Mim

Muchas veces no distinguimos exactamente la frontera entre el mimo y el Clown; tanto que en bastantes ocasiones los mimos son también payasos y los payasos a su vez malabaristas, acróbatas, músicos etc., reuniendo varios lenguajes, técnicas o disciplinas como es el caso de Peter Mim.

Este mimo que vive en Alemania, pero que nació y se formo en Bulgaria, ha trasegado por diferentes espacios de la pantomima y el clown y por esto en su repertorio encontramos desde la danza Butoh, el mimo clásico, y la animación con globos o con payasadas dirigidas al público infantil.

Liana Barrale

Esta payasa de la argentina, consagrada, forjadora, luchadora, representa a un reducido numero de mujeres que enfrentan el trabajo del Clown.

Su trabajo Fortunata y su Circo Rimbombante se apoya en diferentes técnicas como los malabares las acrobacias, pero todo en función del juego clownesco que nos transporta a los espacios de la ternura, la sátira y la inteligente estupidez de la payasada.

Teatro sin palabras o teatro gestual

Mauricio Celedón de Chile centrará su trabajo en la tecnica del mimo corporal drámatico cuyas bases y gramática la creo el maestro Etienne Decroux, su taller tendrá mostrará los resultados en la jornada de clausura.

Circo

Las técnicas del circo moderno donde se combinan las habilidades tradicionales del circo con técnicas de pantomima y del teatro especialmente de estructuras dramaturgicas tendrá presencia en el festival a traves de los siguientes artistas.

Max Haverkampf, Fiascheto, Circ’Ombelico y los payasos y artistas nacionales donde el Clown y malabarismo, acrobacia y teatro, etc., se unen para darle alegría y diversión al público del MÍMAME 2006.