II Festival de Mimos Medellín

La Corporación Artística La Polilla ha realizado quince versiones del Festival Internacional de Mimos y Clowns MIMAME, desde el año 1998 hasta la actualidad, con artistas invitados de Cuba, Brasil, Ecuador, Argentina, España, Italia, Alemania, Georgia, Chile, Japón, Estados Unidos, India, Polonia, Francia y Colombia.

El punto de partida fue el festival nacional Los Mimos Viven realizado en Medellín en 1984. Luego, en 1998 se retomó la idea en el Festival Regional Mímame de Mimo en Mimo, que contó con la participación de artistas locales. En 1999 con el mismo slogan, se realizó una segunda versión, esta vez, a nivel nacional y tuvo invitada a Olga Flora de Cuba, y artistas de Bogotá y Medellín.

La tercera versión del Festival Mímame, en el año 2000, contó con la presencia de la compañía georgiana-alemana Mimodram, rebasó las expectativas frente al trabajo del mimo, pues en una mezcla fascinante y perfecta de pantomima, danza y teatro gestual presentó las obras Fausto de Goethe y Hamlet de Shakespeare cautivando al público de Medellín.

Igualmente interesante fue la presencia de Juan Carlos Agudelo Plata alumno de Marcel Marceau quien con su trabajo dejó claro la importancia de ser depositario de la tradición de una escuela que ha depurado sus códigos y perfeccionado la preparación para ejercer este arte milenario.

La cuarta versión enfatizó su interés en una amplia presencia de artistas extranjeros sin dejar de lado las manifestaciones nacionales. Se mostraron varias gamas de pantomima desde lo clásico con Jomi de Alemania, hasta lo onomatopéyico y sonoro con Miqueias Paz de Brasil, lo lírico y lo sobrio con Seres de Luz de Argentina y lo hilarantemente cómico con Joaquín Ortega también de Argentina. En la parte académica tuvimos a la maestra Ana Vásquez de España

La quinta versión mostró las diversidades de este arte en el mundo y sus fuentes mas ancestrales como es el caso de la Danza Odissi de la India. Además de los artistas invitados de Argentina e Italia, se buscó repatriar a los mimos colombianos residentes en el extranjero, permitiendo el intercambio y la medición de su desarrollo.

En la sexta versión MIMAME Medellín 2003, participaron importantes exponentes. Tuvimos nuevamente a la Compañía Mimodram de Georgia, Miqueias Da Paz de Brasil, José Vacas de Ecuador además de los nacionales: JAM de Cali y los mimos de Medellín. Se realizó además una variada programación académica dirigida a actores e interesados en el arte de la pantomima.

En la séptima versión MIMAME 2004, Un evento para mimar la ciudad, condujo el énfasis del festival hacia el contacto con el público de los barrios en las distintas zonas. Encontrarnos con un público diverso pero principalmente compuesto por niños y jóvenes en los parques y espacios públicos acorde a la selección de los artistas dio un matiz festivo caracterizado por variedad de tendencias expresivas en el arte de la pantomima que enriquecen al público y a los artistas. Tendencias que, en el caso de Velatropa de Bogotá, con arrojo y sincronía combinan el lenguaje cinematográfico y la influencia del clown del cine mudo, la comicidad de Joaquín Ortega de Argentina para relatar situaciones que afectan la vida del hombre contemporáneo, la habilidad de Okuda de Japón para construir ilusiones poéticas que tras un soplo mágico construye formas maleables donde flotan emociones y asombros que solo proporcionan la edad de la inocencia, la del clown Oscar Zimmermann de Chile que con sus maletas multifuncionales nos lleva a viajar por el mundo y conocer en versión clown la vida de los países que visita, el encantamiento de Nemo de Alemania que con una gestualidad centrada en su rostro y en sus manos recrea los personajes y las historias de la música que le sirve como fondo, la riqueza narrativa de los objetos y muñecos en las manos y el ingenio cómico y poético de los artistas Carlos Álvarez y Hader Guerra, la abundante gestualidad de Elkin Mimo y Edwin Mimo para narrar historias complejas pero cargadas de sapiencia escénica donde la construcción de lugares y personajes buscan interesar al espectador, la alegría desbordante del Teatro Taller de Mimos Clown de Barranquilla que como recurso narrativo acuden a los payasos antagónicos que buscan encontrar complicidad en el público, sobre todo en los niños, para contar sus historias. Todas estas tendencias logran que el festival sea sinónimo de encuentro, comunión, entrega, diversión… y demuestra que cuando la diversidad encuentra su sitio y su expresión libre, fortalece la filosofía del Festival.

La octava versión, el Festival Mímame 2005 le ha aposto a la diversidad y es así como se han visto tendencias expresivas en el arte de la pantomima que enriquecen al público y a los artistas. La oferta académica compuesta por talleres, conversatorios, conferencias y foros, fue una convocatoria general a actores, mimos, bailarines y titiriteros buscando ampliar las fronteras de un arte del que se nutren todas las demás artes escénicas.

El criterio de programación de funciones del festival en las distintas zonas de la ciudad se ha convertido en la materialización de un sueño de la Corporación de estrechar vínculos de amistad a través de nuestro trabajo con organizaciones, líderes y públicos de los barrios de la ciudad que de alguna manera han sido cómplices del proceso corporativo o que demandan nuestra presencia.

En el trabajo de Nirajan Goswami de la India existe un movimiento que recoge las técnicas de la pantomima, según Decroux, con una gesticulación pacientemente mesurada que nos transporta a su origen cultural y de este modo un clásico de la pantomima como es una mujer en el espejo, actuada por un hombre y en forma caricaturesca, es representada de tal manera que nos transporta a la India y nos ubica en una casa, con un balcón y con una chica que se coloca sus vestidos, adornos y perfumes, con un "glamour" oriental y con un sentimientos y sabor de la milenaria India.

Con Jomi maravillados por la pulcra narrativa de sus cuerpo acudimos al disfrute de un estilo clásico que con sus dramaturgias y lo que representan en el contexto mundial nos lleva a preguntarnos sobre los temas de identidad y diversidad cultural, folclor y souvenir exótico.

Con la payasada nos encontramos con un clown sin nariz como el Loco Brusca de Argentina. Es una fortuna para el octavo festival disfrutar de la originalidad de Luís Brusca.

El Payaso Tomate, Víctor Avalos de Argentina nos recordó la importancia que tiene para el payaso la irreverencia y el desmonte de los códigos. Se emparenta con los payasos de tipo mas heavy de los "onda Punk", payasos menos complacientes y mas irreverentes. Nos enamoró con su personaje silencioso o mejor del que no emite palabras concretas llamado Huevo, el cual surgió de la necesidad de trascender las barreras idiomáticas.

Olo, es un reconocido mimo de Polonia, que ha recreado a muchos niños y niñas, como nos lo recuerda Zofia, aprendió con Tomachevski y naturalmente influenciado por Marceau y Mister Bean, Henry Wowraw, Lublin Stacheski, Papys, Olo es la recreación de lo clásico.

Ku Klux Klown en sus “crímenes domésticos” abordan el tema de lo que pasa en una casa, llevando al extremo de la exageración, al trabajar lógicamente hacen bromas y chistes sobre el momento actual y las circunstancias, sin salirse demasiado de la línea dramática. Una regla del clown es reaccionar al momento "al son que le toquen baila" dicen. Les interesa el drama y las producciones de sentido en el teatro. Entienden que su trabajo debe tener drama, presente, ridículo, juego, etc. y lo que mas les gusta es el contacto con el público, sino hay publico no hay función. El mejor momento del clown es cuando tira la red y los atrapa a todos.